Catedral de San Vito, San Wenceslao y San Adalberto, Praga, República Checa

La Catedral de San Vito, San Wenceslao y San Adalberto se encuentra en Praga, República Checa y es la sede del arzobispo de la ciudad. Es la iglesia más grande e importante en el país, que se encuentra dentro del castillo de Praga. Enrique el Pajarero ofreció al duque Wenceslao 1 una reliquia de San Vito alrededor del año 925 y es para albergarla que el duque Wenceslao construyó una iglesia en un lugar de culto pagano dedicado a la diosa mitología eslava de la vida (Siwa). En 973 la iglesia fue elegida como sede del obispado y en 1060, una basílica romana se eleva en su lugar. A través de los siglos, la iglesia original toma la forma de lo que ahora es, una iglesia gótica principalmente. En la Capilla de San Wenceslao se encuentra la tumba del santo, está adornada con murales en la parte superior, que representan la vida del santo y en la parte inferior hay piedras semipreciosas. Las joyas de la corona están encerradas en la capilla. También encontramos la cripta de enterramiento de los reyes checos, que contiene las tumbas de Carlos IV, Wenceslao IV y Rodolfo II. San Juan Nepomuceno tiene una tumba en plata. Los vitrales datan en su mayoría del siglo XX. El camapnario Zygmunt (la campana Checa más grande, 1548) se encuentra en la torre sur. También hay una cruz monumental tallada en madera, que data de 1899.

Consejos

No se vaya sin subir a la torre sur desde donde se puede tener una hermosa vista panorámica de la ciudad. Las visitas guiadas en la catedral están organizadas por la Administración del Castillo de Praga pero no se puede simplemente comprar la visita a la catedral, esta visita será incluida con la compra de uno de los dos tours que se ofrecen. Las entradas están a la venta en el Centro de Información. Hay descuentos para niños y adolescentes menores de 16, mayores de 65 años y familias.

El Santo Sepulcro, Jerusalén, Israel

El Santo Sepulcro es, según la tradición cristiana, la tumba de Cristo, es decir, la cueva donde el cuerpo de Jesús de Nazaret fue colocada en la noche de su muerte en la Cruz. Se dice que el emperador Adriano había construido en el siglo II, un templo dedicado a Venus en la ubicación del Santo Sepulcro para ocultar la tumba donde fue enterrado Jesús. Constantino el Grande, el primer emperador cristiano, sustituye el templo por una iglesia. Un santuario de mármol fue construido sobre la tumba y esto es lo que podemos ver actualmente. En los años siguientes, una serie de edificios conmemorativos dibujaron un camino a través del cual los peregrinos se deslizan en la vida, muerte y resurrección del Mesías, es el lugar por excelencia de la peregrinación en la Edad Media. Jerusalén, desde el siglo VII, estaba bajo dominio musulmán por lo que eran ellos los que percibían dinero por la entrada de cada peregrino. Hoy en día, encontramos dos piezas sucesivas allí, como en los entierros judíos de la época romana: la Capilla del Ángel, donde se prepara el cuerpo (lavado, perfumado) y la Sala de la tumba (tumba real ).

Consejos

Por lo general, el Santo Sepulcro está abierto a las 4:00 am y cierra a las 19:00 de octubre a marzo y a las 21:00 entre abril y septiembre. Por la noche, en el momento del cierre, los tres sacristanes (un representante por cada comunidad) están presentes, para decidir quién lo abrirá al día siguiente. La apertura es por turno sucesivo de cada comunidad.
La Santa Misa en latín se hace en el edículo del Santo Sepulcro e inicia a las 4:30 am y sigue cada media hora hasta las 7:45. A las 8:30 los hermanos celebran la Misa del día cantado en la antesala del Edículo. Al mismo tiempo existe la Santa Misa en el Calvario, en la nave derecha de 5:00-06:30.
Todos los días a las 16.00 horas la comunidad franciscana hace su procesión diaria en la Basílica del Santo Sepulcro.

Basílica de Saint-Denis, Saint-Denis, Francia

La Basílica de Saint-Denis es una iglesia de estilo gótico situada en el centro de la ciudad de Saint-Denis, Seine-Saint-Denis, 5 kilómetros al norte de París. Originalmente era una abadía, pero hoy en día es la Catedral de la diócesis de Saint-Denis. La vieja abadía real fue nombrada ‘Basilica’ en la época merovingia. La iglesia se encuentra en el sitio de un cementerio galo-romano, lugar del entierro de Saint Denis martirizado alrededor del 250. El crucero de la iglesia abacial, de excepcional magnitud, fue pensado para dar cabida a las tumbas reales: es la necrópolis de los reyes de Francia. Está rodeado por un jardín que forma parte de la clasificación de monumentos históricos. En nuestros días la Basílica está dividida en tres espacios, las dos primeras están abiertas al público: la nave y los pasillos que cumplen la función de la iglesia y que dedicados a las ceremonias católicas. el crucero, el coro y el ambulatorio y la cripta donde hay un museo donde se encuentran las tumbas de los reyes y reinas de Francia como muchos de sus sirvientes. Usted puede encontrar las tumbas de Louis XII, François 1er, Ana de Bretaña, Henri II, Catherine de Medici, Claude de Francia, entre otros; la cripta arqueológica que contiene las tumbas más antiguas del monumento, del periodo Merovingio en su gran mayoría y se supone que el lugar del entierro de Saint-Denis y el lapidario de la Basílica en la Antigua Orangerie y en el jardín (al este de la cabecera) donde haymuchas piezas que podrían destacarse como parte de un espacio de exposición.

Consejos

Se puede visitar la Basílica tomando el metro (línea 13) y descendiendo en la estación Basílica de St-Denis. Está situada a 400 metros de la salida de la estación.
Si desea visitar el Museo, averigue de antemano si es posible porque se cierra cuando hay ceremonias.
Puede tomar un día para visitar la Basílica y disfrutar de un paseo por los alrededores. Hay muchas tiendas y restaurantes y cafés agradables para tomar un descanso. Si el tiempo lo permite, podrá disfrutar de hermosas terrazas.
Mire el calendario de actividades de la iglesia porque hay varios eventos que tendrán lugar durante todo el año.