Muro de las Lamentaciones, Jerusalén, Israel

El Muro de las Lamentaciones, o Muro Occidental o HaKotel y El-Burak, es un muro de contención del Monte del Templo en Jerusalén; se encuentra en el barrio judío de la antigua ciudad que data del siglo I AC. y desde el siglo VII, iforma parte de los muros del Monte del Templo, muy cerca del Santo de los Santos (que se encuentra en el Monte del Templo); por eso los judíos consideran que es el lugar más sagrado para los la oración. Dicha sección (57 m de largo) es sólo una parte de la pared oeste (497 m de largo). El resto de la pared se utiliza como una cuarta pared por las casas contiguas en el barrio árabe y el resto es subterráneo. El Muro de las Lamentaciones es un símbolo nacional israelí, así como musulmán, ya que apoya la explanada donde se construyó la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa (el tercer lugar más sagrado en el Islam). Usted entra a la plaza frente a la pared a partir de la puerta de los Magrebíes o de ditritos donde la policía aplica estrictos controles. La explanada tiene 3 partes; uao que está abierta al público, las otras dos, separadas por un tabique, son para las personas que quieren acercarse a la pared, una para hombres y otra para mujeres. Hay arcos sagrados en habitaciones subterráneas que bordean la sección de hombres, en los que encontramos los rollos de la Torá que se utilizan durante los servicios de oración que tienen lugar durante todo el día.

Consejos

Si desea acercarse a la pared, ya sea para colocar pequeñas piezas de papel con deseos y oraciones en las grietas y hendiduras, ya sea para orar o para tocar con su mano el muro debe entrar en la sección conveniente, caminando hacia la pared de frente y para retirarse debe hacerlo en la misma posición lentamente hacia atrás porque no se puede dar la espalda al muro.

 

El Vaticano

El Vaticano o el Estado de la Ciudad del Vaticano, es el soporte territorial de la Santa Sede y todas las instituciones de la Iglesia Católica, sin salida al mar, en la ciudad italiana de Roma, es el estado más pequeño del mundo con alrededor de 900 residentes. La famosa Guardia Suiza Pontificia, responsable de la protección del Papa, también reside allí. El Vaticano, importante sitio arqueológico del mundo romano, situado en la colina del mismo nombre, es la sede del papado y el mundo católico. El papa reinante es Francesco, nacido en Argentina, elegido en 2013 tras la renuncia de Benedicto XVI. Un humilde y amigable Papa, querido por todos, que está haciendo cambios significativos en la Iglesia Católica. La Ciudad del Vaticano actual puede ser considerado como el resto de los antiguos Estados Pontificios. El antiguo origen de este territorio es una serie de donaciones de tierras. Había unas pocas villas, construidas alrededor de jardines imperiales que eran propiedad de Agripina, cuyo hijo, el emperador Calígula, había construido un circo privado ‘Circus Vaticanus’ que encontramos hasta la fecha, mas sólo el obelisco. El Vaticano es una monarquía absoluta y electiva: el Papa es elegido por mayoría cualificada en el cónclave, y reina a vida, pero también puede renunciar. La Santa Sede también tiene varios edificios fuera de la Ciudad del Vaticano cuya superficie total es de aproximadamente el doble de la del Vaticano. Podemos nombrar algunos, Letrán (la basílica, el palacio y la Scala Santa), la basílica de Santa María, Radio Vaticano, la Universidad Gregoriana, Castel Gandolfo (residencia de verano del Papa), entre otros.

Consejos

Si va a visitar el Vaticano durante su estancia en Roma, sepa que un día no es suficiente para ver todo, pero ya es algo. Así que para disfrutar del día, trate de llegar lo más pronto posible para entrar en la basílica, para no encontrarse con una larga cola que le quitará las ganas de entrar. La mejor manera de viajar es en metro; tiene que caminar sólo unos metros y está allí. Si quiere ver al Papa Francesco, él sale los miércoles. Consulte su agenda. Si le gustan los museos, el Vaticano cuenta con 11 museos con ricas colecciones de arte sacro y profano, así como las antigüedades etruscas y egipcias y obras de pintores, entre ellos Miguel Ángel.

 

 

Basílica del Sagrado Corazón, Montmartre, París, Francia

La Basílica del Sagrado Corazón se encuentra en la cima de la colina de Montmartre, en el distrito 18 de París. En 1871 Alexandre Legentil ehace un deseo personal que eventualmente implica a todo el país en el que habló de la desgracia que la Francia sufría desde la derrota de 1789 y que por ende prometió de contribuir a la construcción de un santuario dedicado al Sagrado Corazón de Jesús en París. La elección del arquitecto se realiza por concurso y fue Paul Abadie el ganador. A su muerte fue substituido por Honoré Daumet y este mismo sustituido por Charles Laisné que añadió la colaboración de Émile Hirsch para los vitrales. La primera piedra fue colocada el 16 de junio de 1875. El interior de la nave es inaugurado en 1891. El campanario fue terminado en 1912 y la fachada en 1914 pero como la guerra comenzó, la consagración fue en 1919. En 1923 fue realmente acabado con la decoración interior. La Basílica tiene forma de cruz griega, adornada con cuatro cúpulas, con una cúpula central (83 m de altura), coronadas por un techo formado por una columnata. El arquitecto ha escogido una piedra blanca dura y de autolimpieza con el contacto con el agua. El techo del ábside, está decorado en su interior, con el mosaico más grande de Francia, que representa el Sagrado Corazón de Jesús diseñado por Luc Olivier Merson; su base, tiene una frase escrita en latín que significa ‘Al Santísimo Corazón de Jesús, la Francia devota, penitente y agradecida’. También cuenta con la campana más grande de Francia. Hay dos estatuas ecuestres en bronce de uno y otro lado de la entrada que representan a Saint-Louis y a Juana de Arco. En su interior se encuentra la estatua de plata del Sagrado Corazón de Cristo. En 1928 le sumaron un Cristo de 5 metros de altura, en piedra, en el nicho de la fachada. Es el segundo monumento más visitado de Francia después de la Catedral de Notre Dame.

Consejos

Las dos estaciones de metro más cercanas son Anvers en la línea 2 y Abbesses en la línea 12.
Para llegar a la Basílica, tendrá que subir 50 metros por medio de las escaleras o con el funicular o el Montmartrobus permitiéndole hacerlo sin esfuerzo.
También puedes visitarla con Promotrain (tren turístico pequeño con sonido para 55 personas) que parte de la Place Blanche (metro Blanche línea 2) y de la Place du Tertre. No necesita reservar si no está en un grupo de 15 personas o más. También obtendrá una reducción en la tarifa en el caso de un grupo de 20 personas o más.
Si puede evite de visitar la Basílica durante el fin de semana ya que hay muchos más turistas que en días laborables.
Lamentablemente, está prohibido usar cámaras o cámaras de video dentro de la Basílica, pero también puede aprovechar su cámara para capturar una de las más hermosas vistas de París una vez en la cima. Se tiene una vista magnífica!
Es mejor estar programado pasar mínimo un medio día in situ porque Montmartre tiene muchas tiendas, restaurantes, cafés, el lugar donde los pintores exhiben y al mismo tiempo puede hacerse un retrato con alguno de ellos o simplemente pasear por este hermoso barrio.
Usted también encontrará a artistas callejeros que hacen sus manifestaciones frente a la Basílica bastante a menudo también como vendedores ocasionales especialmente en el fin de semana.