Mezquita Azul, Estambul, Turquía

La Mezquita Azul o Sultanahmet Camii es unaq de las mezquitas históricas de Estambul, conocida como la Mezquita Azul por la cerámica que adorna las paredes de su interior. Fue construida entre 1609 y 1616, durante el reinado del sultán Ahmet 1 que decidió construirla para apaciguar a Dios después del resultado desfavorable de la guerra con Persia. Tiene la tumba del fundador, una escuela y un hospicio. Es el punto de partida de las caravanas de peregrinos musulmanes a La Meca y tiene seis minaretes. Su cúpula de 23,5 metros de diámetro tiene el apoyo de cuatro pilares masivos respaldados por cuatro semi-cúpulas; 260 ventanales inundan el edificio de luz. El interior está decorado con 21.043 azulejos de Iznik en un azul dominante. La sala de oración está coronada por un sistema ascendente de cúpulas y semi-cúpulas, cada una apoyada por tres pórticos, que culmina con la gran cúpula central que tiene 43m de altura en su punto central. Las decoraciones incluyen versos del Corán. Los pisos están alfombrados con alfombras dadas por los fieles y se sustituye con regularidad en caso de desgaste. El elemento más importante en el interior, el mihrab, está hecho de mármol. El patio es casi tan grande como la propia mezquita y está rodeado por un continuo de arcadas abovedaaos, más bien monótono. La fuente hexagonal central es más bien pequeña, en contraste con las dimensiones del patio. La puerta monumental que lleva al patio se caracteriza por la arquitectura de la arcada. Hasta hace poco el muecín llamando a la oración o tenía que subir una estrecha escalera de caracol cinco veces al día para anunciar la llamada a la oración. Hoy en día se utiliza un sistema de megafonía, y la llamada se puede escuchar a través de la parte antigua de la ciudad, en eco con otras mezquitas cercanas.

Consejos

La Mezquita de Sultanahmet se ha convertido en una de las atracciones turísticas más populares de Estambul. Grandes multitudes de turcos y turistas se reúnen al atardecer en el parque frente a la mezquita para oír la llamada a la oración de la tarde al ponerse el sol y la mezquita está brillantemente iluminada por focos de colores.
El gran patio trasero cuenta con instalaciones sanitarias en ambos lados.

Ermita del Santísimo Cristo de la Humildad, El Toboso, Toledo, España

En la ciudad de El Toboso, provincia de Toledo, España existieron hasta catorce iglesias pequeñas o ermitas en torno a las cuales se articularon los barrios populares y surgieron plazas irregulares, que son verdaderos escenarios de celebraciones. Algunas estaban dentro de la cerca o muralla que protegía el espacio urbano. Actualmente quedan solamente tres de estas ermitas en pie y una de ellas es la ermita del Santísimo Cristo de la Humildad que era antiguamente el Hospital para pobres. La capilla tiene líneas simples con el uso de la piedra y el ladrillo en el exterior. Tiene una gran puerta de madera con hierro forjado.

Consejos

Si tiene la posibilidad de visitar la ciudad para la época de Pascua, podrá participar en las celebraciones de la Semana Santa donde el Lunes Santo se baja al Santísimo Cristo de la Humildad y se realiza una procesión desde la Ermita hasta la Iglesia Parroquial. En dicha procesión el pueblo acompaña llevando insignias yagitando banderas. Ese día finaliza con la Santa Misa en la parroquia.

Usted también puede asistir a la misa vespertina de los viernes durante todo el año.

 

 

Oratorio de San José, Montreal, Quebec, Canadá

El Oratorio de San José es la iglesia más grande de Canadá, ubicada en el flanco noroeste del Monte Real en Montreal. El elemento secundario del sitio es la basílica católica cuyas dimensiones, su cruz y la cúpula (60 m de altura y 39 m de diámetro) son notables. El lugar cuenta con jardines donde se puede seguir un camino santo con varias esculturas que representan la Pasión de Cristo. El Hermano André tomó la iniciativa para su construcción que comenzó a través de donaciones y en 1904 una pequeña capilla modesta dedicada a San José, fue inaugurada pero no podía contener todos los fieles, mientras que sus puertas estaban abiertas, los fieles oraban afuera, por lo que decidieron ampliar el lugar y el mismo se extendió dos veces para tener el aspecto actual que puede acomodar a 1.000 personas. Las paredes están cubiertas de granito plateado y la cúpula está cubierta con cobre. Hay varias esculturas, pinturas, vitrales, un carrillón y un gran órgano de tubos. Hay 283 escalones para subir al oratorio y cerca de un centenar son de madera para los peregrinos que quieren subir de rodillas. Fuera de la iglesia se encuentra la Capilla del Hermano André que también es su tumba. Fue beatificado en 1982 por el Papa Juan Pablo II. El Hermano André era conocido por recibir enfermos y sanarlos a través de sus oraciones a San José por lo que hay una capilla donde encontramos los bastones, prótesis, corsés, etc., que dejaban los enfermos que se sentían curados.

Consejos

En la época de Navidad, se puede visitar una parte de una colección de más de 900 pesebres en el Museo del Oratorio.
El corazón del Hermano André está expuesto detrás de una puerta de hierro forjado en la sala de exposición dedicada a su vida y su obra.