Templo del sol, Cuzco, Perú

El templo del sol o Coricancha (rodeada de oro en quechua), era el lugar más sagrado del imperio de los Incas. Es a partir de Coricancha que brillaba el sistema de Ceques, formado por líneas imaginarias cuarenta y uno, a lo largo de las cuales estaban diseminados trescientos veinte y ocho huacas (edificios), a un lado y otro del Tahuantinsuyu (nombre que los incas dieron a su imperio, lo que significa “la tierra de los cuatro cuartos”. Esta organización permitía un control total del imperio del Cuzco. Es exactamente en Cuzco que se encuentran importantes restos de este edificio que fue el escenario de las ceremonias más importantes de los gobernantes Incas: funerales sagrados, coronaciones, matrimonios. Es allí que conservaban sus momias, sentados en tronos de oro. Sus grandes paredes de piedra, de estilo inca, medían 140 m de largo y 135 m de ancho; enriquecidas en su decoración. Los cronistas españoles han abundantemente hablado de sus fabulosas riquezas, antes de que fueran fundidas o dispersas; el borde del templo, con las paredes pintadas en azul, estaba adornado con una cornisa de oro, enormes puertas, altares, estatuas, fueron decorados con placas de oro y plata, a veces con incrustaciones de piedras preciosas que reflejaban la luz tanto de día como de noche con las antorchas. La puerta del santuario estaba adornada con motivos de oro y plata. Sobre el altar, brillando se encontraba un gran disco de oro que representaba al sol; dado su posición estratégica, los rayos del sol naciente chocaban contra él y lo hacían brillar. A la llegada de los españoles, las planchas de oro que cubrían las paredes fueron arrancadas y las momias de los antiguos Incas fueron profanadas. Lo poco que permaneció de pie fueron los cimientos que, poco después, sirvieron como base para la construcción de la iglesia y el convento de Santo Domingo.

Consejos

Cuzco se encuentra 3.400 metros de altitud por eso debe tener en cuenta que durante la noche hace frío, pero en el día, especialmente desde abril a octubre, hay mucho sol así que usted debe tener cuidado con los golpes de calor. Gafas de sol y protector solar son recomendados.

Catedral de Santiago de Compostela, España

La catedral de Santiago de Compostela, dedicada al apóstol Santiago de Zebedeo (patrón y protector de España) es una catedral situada en el centro histórico de la ciudad de Satiago de Compostela, meta de una de las grandes peregrinaciones de la Europa medieval; camino iniciático en el que las personas seguían la estela de la Vía Láctea. A principios del siglo IX, Alfonso II había construido la primera iglesia; en 899 Alfonso III la reemplazó por una iglesia mayor prerrománica. La actual catedral es un edificio románico construido en granito, en el que se comenzó a trabajar en 1075 y se terminó en 1211. Se dedica a la adoración de las reliquias y las peregrinaciones. Las dos torres de la fachada occidental (barroco churrigueresco) son de la Edad Media, su monumental escalera es de 1606. Sus capillas forman un museo de pinturas, esculturas, relicarios y retablos acumulados a lo largo de los siglos. La catedral tiene un plan de tres naves, un gran crucero con pasillos y stands y un santuario con girola, rodeada por un anillo de capillas. El plano de la nave tenía adiciones del Renacimiento y el Barroco. Una suntuosa estatua de Santiago se encuentra en el altar mayor; la cripta se encuentra por debajo con sus restos y los de sus discípulos, San Teodoro y San Atanasio. El ambulatorio, las hermosas puertas, la bóveda de la Capilla de Mondragón, la puerta renacentista de la sacristía y el claustro son los elementos más destacados. Sobre el crucero de la catedral se alza una torre linterna de cuya cumbre se cuelga por cables de acero un incensario de bronce de 54 kilos que se utiliza en ceremonias especiales como en los años Compostelanos. El tesoro se encuentra en una capilla gótica en el transepto sur de la catedral; tiene un tímpano que representa la figura ecuestre del Apóstol (siglo XIII). El rey de Francia, Carlos V había hecho un regalo muy importante para que se celebrara la Santa Misa todos los días para la prosperidad de Francia, por eso la capilla de San Salvador es también conocida como la Capilla del Rey de Francia; aquí es donde los peregrinos después de confesarse, recibian el Compostela; certificado de peregrinación.

 
Consejos

Los peregrinos pueden ir a besar el santo manto por una escalera que se encuentra detrás del altar.
También puede visitar la biblioteca, parte del museo de la catedral, que muestra los incensarios y tapices así como las piezas encontradas en las excavaciones .
Los archivos de la catedral tiene una copia del Código Calixtino (conjunto de textos fechados alrededor de 1140 ); en los textos se pueden encontrar consejos prácticos para los peregrinos.

Basílica de Saint-Denis, Saint-Denis, Francia

La Basílica de Saint-Denis es una iglesia de estilo gótico situada en el centro de la ciudad de Saint-Denis, Seine-Saint-Denis, 5 kilómetros al norte de París. Originalmente era una abadía, pero hoy en día es la Catedral de la diócesis de Saint-Denis. La vieja abadía real fue nombrada ‘Basilica’ en la época merovingia. La iglesia se encuentra en el sitio de un cementerio galo-romano, lugar del entierro de Saint Denis martirizado alrededor del 250. El crucero de la iglesia abacial, de excepcional magnitud, fue pensado para dar cabida a las tumbas reales: es la necrópolis de los reyes de Francia. Está rodeado por un jardín que forma parte de la clasificación de monumentos históricos. En nuestros días la Basílica está dividida en tres espacios, las dos primeras están abiertas al público: la nave y los pasillos que cumplen la función de la iglesia y que dedicados a las ceremonias católicas. el crucero, el coro y el ambulatorio y la cripta donde hay un museo donde se encuentran las tumbas de los reyes y reinas de Francia como muchos de sus sirvientes. Usted puede encontrar las tumbas de Louis XII, François 1er, Ana de Bretaña, Henri II, Catherine de Medici, Claude de Francia, entre otros; la cripta arqueológica que contiene las tumbas más antiguas del monumento, del periodo Merovingio en su gran mayoría y se supone que el lugar del entierro de Saint-Denis y el lapidario de la Basílica en la Antigua Orangerie y en el jardín (al este de la cabecera) donde haymuchas piezas que podrían destacarse como parte de un espacio de exposición.

Consejos

Se puede visitar la Basílica tomando el metro (línea 13) y descendiendo en la estación Basílica de St-Denis. Está situada a 400 metros de la salida de la estación.
Si desea visitar el Museo, averigue de antemano si es posible porque se cierra cuando hay ceremonias.
Puede tomar un día para visitar la Basílica y disfrutar de un paseo por los alrededores. Hay muchas tiendas y restaurantes y cafés agradables para tomar un descanso. Si el tiempo lo permite, podrá disfrutar de hermosas terrazas.
Mire el calendario de actividades de la iglesia porque hay varios eventos que tendrán lugar durante todo el año.