Palacio Bahía, Marrakech, Marruecos

El Palacio Bahía es un palacio del siglo XIXᵉ de ocho hectáreas en Marrakech, Marruecos. Es una obra maestra de la arquitectura marroquí, uno de los principales monumentos del patrimonio cultural. Fue construido al sureste de la medina de Marrakech entre 1866 y 1867. Fue construido para Si Moussa, chambelán del Sultan Hassan I de Marruecos, a su muerte, su hijo, Ahmed Ben Moussa, había ampliado la zona sur del palacio de su padre por la sucesiva adquisición y desarrollo ostentoso de grandes conjuntos de casas vecinas. El palacio toma el nombre de su amante favorita, Bahía. A partir de 1912, el general Lyautey, mariscal de Francia, lo utiliza como su residencia personal, así como la residencia de los oficiales franceses añadiendo chimeneas, calefacción y electricidad. Tiene cerca de 150 habitaciones lujosamente decoradas. Encontramos mármol, pinturas sobre madera, vitrales, muchos patios y jardines con naranjos, plátanos, cipreses, hibiscus y jazmines. La familia real marroquí del Rey Mohammed VI a veces permanece en una gran parte privada que no se abre al público.

Consejos

El palacio está abierto al público, al momento de su visita pida información porque también se puede asistir a conciertos de música árabe-andaluz y exposiciones de arte.
También puede pedir una guía para que lo acompañe y cuente toda la historia que es muy interesante.

Kasbah Valentine, Ait Ben Haddou, Marruecos

Kasbah Valentine es una casa de huéspedes ubicada en frente de la Kasbah de Ait Ben Haddou, a 30 km de Ouarzazate. Dispone de 10 habitaciones con aire acondicionado y son suficientemente amplias, decoradas en estilo bereber, con baño privado. Hay un montón de luz natural en todas las habitaciones. A su llegada será recibido en la forma tradicional con un té de menta y pasteles. Tiene un restaurante que sirve los platos más típicos bereberes: cuscús, tajine, sopa, ensalada, etc. La zona más valiosa de esta casa es la terraza desde donde se tiene una vista impresionante; también es el lugar ideal para disfrutar del desayuno o una copa mientras se ve la belleza del entorno y, por supuesto, con su cámara en la mano!

Consejos

Si realmente quiere estar en un típico lugar, lejos de la gran ciudad, al lado de la Kasbah, este lugar es ideal. Los propietarios harán todo lo posible para que su estancia sea inolvidable.
Lo mejor es hacer una reserva con antelación porque la casa también da la bienvenida a los grupos que están visitando el país, mientras que sin reserva, es posible que se vea obligado a buscar en otra parte.
Usted también tendrá una zona al lado del restaurante, donde se pueden comprar algunas artesanías e incluso tagines hermosas.

Herboriste Marrakech, El Mellah, Marrakech, Marruecos

Herboriste Marrakech es una tienda de herboristeria en el barrio judío de El Mellah en Marrakech, donde muchos guías locales llevan a los turistas después de visitar el Palacio de Bahía. La tienda es llamada como ‘farmacia’ y dicen que es una cooperativa, donde las mujeres producen el aceite de argán, tan conocido en estos días, ya que se agrega a varios productos; y se puede ver en la entrada a una mujer que trabaja con sus manos y sus pies, mientras que la persona que le da la bienvenida comienza a explicar los procedimientos para la obtención de aceite. Usted será llevado a una pequeña habitación donde encontrará gran variedad de frascos con hermosos colores que parecerán pociones mágicas y lo invitarán a beber algo mientras usted asiste a una explicación de los diferentes productos que obviamente son en venta. Todo esto con la demostración de varios productos que tendrá la oportunidad de probar mientras que algunos de los visitantes del grupo reciben masajes de un representante de la cooperativa para probar el aceite de argán.

Consejos

Si usted no está listo para comprar, es mejor tomar un paseo por el zoco hasta que el tour continúe.
Usted puede hallar esta visita larga pero puede dejarla cuando quiera y esperar al grupo al exterior.