Barcelona, Cataluña, España

Barcelona es considerada la segunda ciudad española por su población y sus actividades. Su puerto sobre el Mediterráneo es uno de los más importantes del sur de Europa. Su lengua principal es el catalán. Es una ciudad turística por excelencia, reconocida por la obra arquitectónica que ha dejado Antonio Gaudí: la Sagrada Familia, Parque Güell y Casa Batlló se encuentran entre sus obras más notables. Ciudad famosa también por sus Ramblas (calles cerca del puerto) donde encontramos muchos artistas, bares, restaurantes, tiendas de souvenirs, etc..

Consejos

Compre la tarjeta de 10 viajes para ahorrar en el transporte público. Si va a permanecer algunos dias allì, usted también puede comprar la tarjeta que le permite realizar 50 viajes en un mes que es incluso más económico.
Para entrar en el metro, usted debe tener cuidado, porque se debe presentar el boleto por la izquierda y pasar por la derecha, si está distraído, otra persona puede pasar en su lugar y tendrà que comprar otro boleto.
Si desea utilizar el bus turístico, compre su boleto en la red porque obtendrá un descuento del 10%.
Lugares de interés a no perder: Parque Güell, el parque del laberinto, el Museo de arte Caixa-Forum, la zona más antigua de la ciudad, el puerto y la playa a la que se puede llegar en metro.
El Museo Picasso es gratuito el primer domingo de cada mes.
No vale la pena detenerse en los restaurantes en Las Ramblas porque son caros y el servicio gastronómico no es bueno.

Castillo de Sforza, Milán, Italia

El castillo de Sforza, ubicado en el centro de Milán en Italia, es una fortaleza construida por Francesco Sforza, Duque de Milán, sobre las ruinas de una ciudadela construida en el mismo lugar por Galeazzo Visconti en el siglo XV. Es un cuadrilátero, rodeado de fosas y flanqueado en el lado de la ciudad, de dos torres redondas, que albergaban el tanque de agua con un vasto campo de maniobra al cual fueron adosadas y del lado de la campaña (de aquel momento), de la corte Ducal y de dos torres cuadradas y de la Rocchetta, fortaleza dentro de la fortaleza, donde moraba el duque. El castillo fue dividido en dos partes, separadas por una zanja (fosa muerta). El duque onservó el tesoro ducal en la torre ‘Castellana’ y en la torre de ‘Filarète’, guardaba la pólvora pero en 1521 fue destruido por una explosión. Los grandes artistas de la época embellecieron el castillo; Leonardo da Vinci pintó la maraña de troncos de los árboles de la sala Asse; Bramantino con su ‘Argos’ para la sala del tesoro y Bramante diseño una pasarela cubierta que vinculaba las paredes externas de los apartamentos del Duque (Ponticella di Ludovico el Moro). En 1535, después de la muerte de Francesco II Sforza, Milán cayó bajo la dominación española. Se construyó una fortificación en forma de estrella alrededor del castillo. Fue destruido durante la ocupación napoleónica (1802-1814). Desde 1815, el castillo Sforza sirvió como cuartel para las tropas austríacas. Durante los cinco días de la insurgencia contra la ocupación austríaca (18-22 de marzo de 1848), el general austríaco Radetzky abrió fuego contra los insurgentes del castillo. En 1893, las autoridades militares dieron el castillo al municipio de Milán, que había planeado demolerlo, pero gracias a Luca Beltrami, el castillo de los Sforza fue salvado. Él emprendió la restauración que fue pensada para hacer del castillo un museo y una institución cultural. El fondo del museo se reunió gracias a las donaciones hechas por las familias ricas de Milán y al fondo comunal. A causa de una bomba en 1943, el castillo ha sido restaurado otra vez.
Hoy en día alberga los museos ‘Sforzeschi’, incluyendo el Museo de instrumentos musicales, el Museo de la escultura, y la Pinacoteca. Gracias a la biblioteca Trivulziana, el castillo es un único repositorio de archivos, manuscritos y libros.

Consejos

El acceso es gratuito pero si quiere entrar en los museos, tendrá que pagar una entrada.
Como se encuentra en el centro de Milán, se puede caminar fácilmente para visitarlo. Está en camino directo con el Duomo (Catedral).

Cabaña de azúcar Goudrelle, Monteregie, Monte Saint-Grégoire, Quebec, Canada

La cabaña de azúcar Goudrelle se encuentra en la costa sur de Montreal, en Monteregie, en el Monte Saint-Grégoire. Pertenece a la familia Gingras y existe desde 1948. Hay cinco comedores y un salón de baile. También puede comprar comidas para llevar y por supuesto probar el sabor de la tira de jarabe de arce en la nieve. Usted tiene la oportunidad de hacer eventos durante todo el año con reserva previa (80 personas o más). Otras actividades se incluyen en su recorrido; hay varias gratuitas para los niños y también otras que se pagan , durante el fin de semana. Hay animales en el lugar y se puede disfrutar de los senderos para practicar senderismo en las montañas. Durante su visita, se puede ver el funcionamiento de la cabaña de azúcar en vídeo.

Consejos

Puede consultar horarios y precios en su página web. Si lo desea, existe la posibilidad de comprar sus productos en la tienda del lugar; también puede encontrar muchas ideas de regalos. Para grupos de 20 personas o más, usted debe hacer una reserva. Si usted es un estudiante o alguien de la edad de oro (65 años o más) debe mencionarlo porque a menudo hay promociones.