Templo del sol, Cuzco, Perú

El templo del sol o Coricancha (rodeada de oro en quechua), era el lugar más sagrado del imperio de los Incas. Es a partir de Coricancha que brillaba el sistema de Ceques, formado por líneas imaginarias cuarenta y uno, a lo largo de las cuales estaban diseminados trescientos veinte y ocho huacas (edificios), a un lado y otro del Tahuantinsuyu (nombre que los incas dieron a su imperio, lo que significa “la tierra de los cuatro cuartos”. Esta organización permitía un control total del imperio del Cuzco. Es exactamente en Cuzco que se encuentran importantes restos de este edificio que fue el escenario de las ceremonias más importantes de los gobernantes Incas: funerales sagrados, coronaciones, matrimonios. Es allí que conservaban sus momias, sentados en tronos de oro. Sus grandes paredes de piedra, de estilo inca, medían 140 m de largo y 135 m de ancho; enriquecidas en su decoración. Los cronistas españoles han abundantemente hablado de sus fabulosas riquezas, antes de que fueran fundidas o dispersas; el borde del templo, con las paredes pintadas en azul, estaba adornado con una cornisa de oro, enormes puertas, altares, estatuas, fueron decorados con placas de oro y plata, a veces con incrustaciones de piedras preciosas que reflejaban la luz tanto de día como de noche con las antorchas. La puerta del santuario estaba adornada con motivos de oro y plata. Sobre el altar, brillando se encontraba un gran disco de oro que representaba al sol; dado su posición estratégica, los rayos del sol naciente chocaban contra él y lo hacían brillar. A la llegada de los españoles, las planchas de oro que cubrían las paredes fueron arrancadas y las momias de los antiguos Incas fueron profanadas. Lo poco que permaneció de pie fueron los cimientos que, poco después, sirvieron como base para la construcción de la iglesia y el convento de Santo Domingo.

Consejos

Cuzco se encuentra 3.400 metros de altitud por eso debe tener en cuenta que durante la noche hace frío, pero en el día, especialmente desde abril a octubre, hay mucho sol así que usted debe tener cuidado con los golpes de calor. Gafas de sol y protector solar son recomendados.

Cerro San Cristóbal, Santiago, Chile

El cerro San Cristóbal está ubicado en Santiago, la capital de Chile. Es el segundo punto más alto de la ciudad, 880 metros y se encuentra entre las comunas de Providencia y Recoleta, teniendo a sus pies al barrio Bellavista. Forma parte de un conjunto de montañas, junto a los cerros Chacarillas, los Gemelos y La Pirámide fromando parte del Parque Metropolitano de Santiago, parque urbano más grande de Chile y uno de los más grandes del mundo (722 héctareas). Debe su nombre al patrono de los viajeros, San Cristóbal de Licia. Durante la época colonial sus piedras eran usadas para la construcción y para adoquinar las calles de Santiago. En la cumbre del cerro encontramos el Santuario de la Immaculada Concepción con su gran estatua considerada como un símbolo de Santiago. En 1925 se construyeron el funicular y el zoológico. Juan Pablo II celebró una misa en 1987 en el anfiteatro que se encuentra en la cumbre. Las antenas difusoras de televisón están instaladas allí. Es posible subir en auto o en funicular.

Consejos

Si le gusta caminar o andar en bicicleta, puede subir al cerro también de una forma más deportiva. La vista que tendrá de la ciudad y de la Cordillera de los Andes vale el esfuerzo.
No olvide de llevar su cámara, es el lugar ideal para hacer las fotos panorámicas.
Aparte de visitar el zoológico o el santuario, también tiene dos piscinas para los días calurosos.

Cariló, Pinamar, Buenos Aires, Argentina

Cariló es una localidad balnearia argentina del Partido de Pinamar en la provincia de Buenos Aires (al sur) y constituye una reserva natural de bosque, dunas y playa con un frente marítimo de 3 km. Se encuentra a 360 km de la ciudad de Buenos Aires. Hay 3 balnearios y un parador con amplias playas y se conserva un aspecto salvaje y virgen de dunas, playa y mar. El territorio era un desierto árido a la orilla del mar con dunas gigantescas antes que la mano del hombre lo transformase. El desarrollo del lugar se hace con toda conciencia para preservarlo de la forma más natural posible haciendo mucha atención con la construcción y preservando el bosque, la flora y la fauna. Gracias a la pureza de su aire, Cariló es un lugar saludable para el descanso, la recreación y el deporte (tenis, golf, surf, atletismo, etc). Como se encuentra relativamente cerca de Buenos Aires, el lugar tiene turismo todo el año; sus restaurantes permanecen abiertos día y noche durante todo el verano y los fines de semana el resto del año y se encuentran también salones para realizar congresos y convenciones. Conservando su estilo, en la Plaza Guerrero, los juegos para los niños están hechos exclusivamente de madera.

Consejos

Usted puede ir en ómnibus o tren desde Buenos Aires hasta Pinamar y de allí puede tomar un taxi. En temporada alta se puede llegar en avión hasta el aeropuerto de Villa Gesell.
El lugar es ideal para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre y encontrará la posibilidad de hacer cabalgatas, trekking, cuatriciclos, avistaje de aves, etc. En verano hay también conciertos musicales.
En el centro comercial se encuentra el Bosque Aéreo, donde hay puentes, pasarelas, tirolesas y escaladores con circuitos instalados a diferentes alturas. Es un lugar ideal para ir con los niños.