Mezquita de Solimán, Estambul, Turquía

Para Solimán el Magnífico, el arquitecto Sinan ha construido entre 1550 y 1557, la Mezquita de Solimán, en una colina de Estambul, que según los poetas turcos es la expresión sublime del esplendor y alegría. Esta mezquita Selatin (llamada así porque tiene varios minaretes y es del tipo de las construidas por los sultanes y sus familias) es considerada la más bella de las mezquitas imperiales de Estambul. Sus proporciones son armoniosas; las dimensiones internas son 70 m de largo y 61 m de ancho, con 138 ventanas, la cúpula en sí tiene 32, soportada en los laterales por medias cúpulas. Hay un pórtico cuadrado coronado por 28 cúpulas apoyadas por 24 antiguas columnas monolíticas. Hay una fuente de abluciones en el centro del patio. La silueta de la mezquita con sus esbeltos 4 minaretes anillados con diez balcones (lo que indica que Suleiman era el cuarto sultán otomano en Estambul y el décimo de la dinastía otomana), domina el horizonte de la línea de la orilla del Cuerno de Oro.
Solimán es un complejo que incluye una organización urbana que se expande en una vasta área con una escuela coránica, un hospital, un baño público, un hospicio, 6 colegios teológicos, tiendas y los mausoleos del sultán y su esposa. Los turcos atribuyen un carácter social a los edificios religiosos.

Consejos

Usted puede disfrutar de su visita utilizando el hammam (30 minutos) y también con un masaje (15 minutos). Un momento de relajación que muchos turistas disfrutan. Es mejor hacer una reserva.
La mezquita se encuentra en un parque donde se puede tener una hermosa vista de la unión del Cuerno de Oro (nombre dado al canal Haliç), el Bósforo y el Mar de Mármara. Mantenga su cámara en mano, vale la pena.