Basílica de la Natividad, Belén, Cisjordania, Palestina

La Basílica de la Natividad en Belén, Cisjordania, Palestina, construida en el siglo IV (327-333) por el emperador romano Constantino 1°, es una de las iglesias más antiguas del mundo, construida sobre el presunto lugar del nacimiento de Jesús de Nazaret. La actual basílica fue reconstruida en su forma actual en 565 por el emperador Justiniano quien erigió un edificio más grande, extendiendo las naves y agregando cruceros. Sufrió varios problemas de conservación y cambios a través de los años y también muchas restauraciones, pero su estado actual necesita tratamiento inmediato. Actualmente, es administrada conjuntamente por la Iglesia Ortodoxa de Jerusalén (que tiene la parte principal de la basílica y también el altar de la Natividad en la cueva), la Iglesia Católica y la Iglesia Apostólica Armenia (que posee la estrella de plata bajo el altar de la Natividad). La rivalidad fanática del control espacial y temporal del santuario a causa de los conflictos, estallan en las ceremonias solemnes más importantes que involucran la participación simultánea de varias iglesias. En la Plaza de la Natividad, se encuentra la torre del campanario del monasterio armenio en primer plano y el campanario del monasterio ortodoxo griego en el fondo. La basílica es parte de un gran complejo monumental que cubre casi 12.000 metros cuadrados que incluye los monasterios latinos (norte), la iglesia ortodoxa griega (sureste, y el cementerio a lo largo de la nave sur de la basílica), la iglesia armenia (sur- oeste) y la iglesia católica Santa Catalina de Alejandría con capillas y hoteles cercanos para acomodar a los peregrinos. El actual conjunto arquitectónico es una combinación de dos iglesias y una cripta – la gruta de la Natividad – donde nació Jesús, según la tradición. Incluye sólo una puerta de entrada, la Puerta de la Humildad, que originalmente era mucho más grande, pero se ha reducido con el tiempo. La llave de la puerta está en manos de los ortodoxos quienes la abren al amanecer y la cierran veinte minutos antes de la puesta del sol. La plano de la iglesia es el de una basílica romana clásica. En el interior hay piedra caliza rosa de Belén, mármol blanco, muchos frescos, mosaicos bizantinos, lámparas eternas colgantes, detalles que también muestran diversas religiones y culturas diferentes que han pasado a través de los años. Las escaleras a ambos lados del santuario dan acceso a la Gruta con escalones irregulares.

 
Consejos

Los creyentes se reúnen en la víspera de Navidad en la Plaza del Pesebre para cantar villancicos esperando la misa de medianoche , pero se lleva a cabo en diferentes fechas según las creencias.
En una de las columnas en el interior, encontrará cuatro agujeros en forma de cruz, donde los visitantes tienen la costumbre de colocar sus dedos porque según la creencia, María puso la mano por eso los deseos pedidos en sus oraciones a la Virgen, pueden hacerse realidad.