Scilla, Reggio Calabria, Calabria

Scilla es una ciudad en la provincia italiana de Reggio Calabria, Calabria. Importante destino turístico y balneario al norte de Reggio, que es uno de los pueblos más finos y más distintivos de Italia; es un popular destino de verano. Scilla se encuentra en la punta del mismo nombre, que se encuentra a 22 km al norte de la capital; el Promontorio Scillèo, inclinándose sobre el estrecho de Messina. Los orígenes son antiguos, confundido entre la mitología, la historia, la leyenda y las imágenes poéticas alimentados durante milenios por la sugestión del medio natural. El centro histórico es llamado “San Giorgio”, y está construido alrededor de la plaza San Roque, que se basa, entre otras cosas, por la iglesia de San Roque, patrón de Scilla, y el ayuntamiento. Plaza San Roque consiste en una gran terraza construida sobre un promontorio rocoso que domina el panorama del Estrecho de Messina. La mirada se detiene en Punta Paci (que marca el extremo sur de la zona de Scilla), Sicilia (especialmente Ganzirri y en un día claro, Cabo Milazzo), a lo lejos algunas de las islas Eolias (Lipari, Panarea y Stromboli ) y el Castillo de Ruffo. El centro histórico incluye la antigua ciudad de Bastia, caracterizado por casas bajas con vistas a las calles estrechas. Algunos elementos arquitectónicos del estilo local hoy todavía visibles en los edificios existentes, la bóveda característica y la típica ventana circular. Chianalea es la zona costera situada en el lado norte del acantilado que alberga el castillo que separa la Marina Grande, hay pocos metros de playa, ya que casi toda su costa se compone de acantilados y rocas que hacen que sea difícil y peligrosa la entrada en el agua. Cerca del centro encontramos Jeracari que es la más reciente expansión donde encontramos el campo de deportes municipal. Una de las principales actividades es la pesca tradicional, conocido como ‘la caza al pez espada’ (actividad muy importante hasta los años 50). Hoy en día, el turismo es un negocio en crecimiento.

Consejos

Scilla es un lugar ideal para unas vacaciones en familia. Va a encontrar el mar, la playa, una buena selección de restaurantes, belleza natural y obras arquitectónicas.
En la iglesia del Espíritu Santo, en Marina Grande, se puede ver la pintura el Descenso del Santo Espíritu de Francesco Celebrano (1799).
Imperdible, el castillo Ruffo, que le da otro toque de encanto a un lugar tan hermoso.

Fotos de Francesco Cordova