Basílica del Sagrado Corazón, Montmartre, París, Francia

La Basílica del Sagrado Corazón se encuentra en la cima de la colina de Montmartre, en el distrito 18 de París. En 1871 Alexandre Legentil ehace un deseo personal que eventualmente implica a todo el país en el que habló de la desgracia que la Francia sufría desde la derrota de 1789 y que por ende prometió de contribuir a la construcción de un santuario dedicado al Sagrado Corazón de Jesús en París. La elección del arquitecto se realiza por concurso y fue Paul Abadie el ganador. A su muerte fue substituido por Honoré Daumet y este mismo sustituido por Charles Laisné que añadió la colaboración de Émile Hirsch para los vitrales. La primera piedra fue colocada el 16 de junio de 1875. El interior de la nave es inaugurado en 1891. El campanario fue terminado en 1912 y la fachada en 1914 pero como la guerra comenzó, la consagración fue en 1919. En 1923 fue realmente acabado con la decoración interior. La Basílica tiene forma de cruz griega, adornada con cuatro cúpulas, con una cúpula central (83 m de altura), coronadas por un techo formado por una columnata. El arquitecto ha escogido una piedra blanca dura y de autolimpieza con el contacto con el agua. El techo del ábside, está decorado en su interior, con el mosaico más grande de Francia, que representa el Sagrado Corazón de Jesús diseñado por Luc Olivier Merson; su base, tiene una frase escrita en latín que significa ‘Al Santísimo Corazón de Jesús, la Francia devota, penitente y agradecida’. También cuenta con la campana más grande de Francia. Hay dos estatuas ecuestres en bronce de uno y otro lado de la entrada que representan a Saint-Louis y a Juana de Arco. En su interior se encuentra la estatua de plata del Sagrado Corazón de Cristo. En 1928 le sumaron un Cristo de 5 metros de altura, en piedra, en el nicho de la fachada. Es el segundo monumento más visitado de Francia después de la Catedral de Notre Dame.

Consejos

Las dos estaciones de metro más cercanas son Anvers en la línea 2 y Abbesses en la línea 12.
Para llegar a la Basílica, tendrá que subir 50 metros por medio de las escaleras o con el funicular o el Montmartrobus permitiéndole hacerlo sin esfuerzo.
También puedes visitarla con Promotrain (tren turístico pequeño con sonido para 55 personas) que parte de la Place Blanche (metro Blanche línea 2) y de la Place du Tertre. No necesita reservar si no está en un grupo de 15 personas o más. También obtendrá una reducción en la tarifa en el caso de un grupo de 20 personas o más.
Si puede evite de visitar la Basílica durante el fin de semana ya que hay muchos más turistas que en días laborables.
Lamentablemente, está prohibido usar cámaras o cámaras de video dentro de la Basílica, pero también puede aprovechar su cámara para capturar una de las más hermosas vistas de París una vez en la cima. Se tiene una vista magnífica!
Es mejor estar programado pasar mínimo un medio día in situ porque Montmartre tiene muchas tiendas, restaurantes, cafés, el lugar donde los pintores exhiben y al mismo tiempo puede hacerse un retrato con alguno de ellos o simplemente pasear por este hermoso barrio.
Usted también encontrará a artistas callejeros que hacen sus manifestaciones frente a la Basílica bastante a menudo también como vendedores ocasionales especialmente en el fin de semana.