Canal de Corinto, Grecia

El canal de Corinto es un canal artificial excavado a través del istmo de Corinto, Grecia, que conecta el Golfo de Corinto, el mar Jónico (oeste), al golfo de Sarónico en el mar Égeo (este). Desde el siglo 7 aC, esta unión había sido deseada y en aquel momento utilizaban un sistema de guía en madera para guiar a los barcos. Ya en 67, Nerón había pensado en la construcción del canal que había comenzado pero se detuvo de inmediato debido a su muerte. En realidad, fue en 1882 que comenzó la construcción, pero todo lo que habían calculado tomó mucho más tiempo y costo y, lamentablemente, el trabajo se detuvo 7 años después, cuando ya habían realizado una gran parte. Finalmente, el canal se inaugura en 1893, pero será funcional un año después. El canal mide 6.343 metros de largo y 24.60 de ancho, con una profundidad de 8 metros. Al pasar por ahí, los barcos ahorran 400 km, evitando la península del Peloponeso. Hay otros dos puentes sumergibles (Isthmia y Posidonia) en cada extremo que desde 1988 permiten cruzar el canal. También hay un puente de carretera y dos puentes ferroviarios. Debido a su estrechez, el canal es poco frecuentado.

Consejos

Para tener una buena vista y disfrutar de los barcos que pasan, diríjase a uno de los puentes, Isthmia o Posidonia, desde donde tendrá una visión magnífica.

Aproveche su viaje para visitar el sitio de la antigua Corinto (pago) y el Museo Arqueológico. Si está conduciendo, solo tardará entre 20 y 30 minutos en llegar.

Hay unas embarcaciones que le permitirán atravesar el canal, vale la pena.