Dormir en un vivac, desierto del Sahara, Marruecos

El ‘vivac’ es todavía una forma de alojamiento para muchos pueblos nómadas en el mundo. Este conjunto de varios “Khima” (tiendas nómadas) ofrece hoy una forma muy conveniente de alojamiento para los amantes del desierto. En Marruecos, existen varios donde los turistas son bienvenidos para una experiencia única. Hoy hablamos de un vivac en el Sahara al cual llegamos desde Zagora. La ruta está organizada generalmente con paseo en dromedario que lleva alrededor de una hora y media o dos horas. Al llegar al conjunto de tiendas nómadas, los bereberes (pueblo autóctono) le dan la bienvenida a su casa con té de menta y galletas caseras. Se le mostrará las tiendas de campaña que están bien equipadas con electricidad y servicio de ducha y aseos que normalmente están fuera de las tiendas de campaña. Hay una gran tienda que es el comedor y alrededor se ubican todas las otras tiendas que hacen un espacio rectangular en el centro. Usted tendrá una comida típica “tagine” con fruta y pasteles locales. Después de la comida, la vida continúa alrededor de la fogata con entretenimiento local, canto y baile le esperan mientras observa un cielo negro lleno de estrellas e incluso estrellas fugaces, que lo sorprenderán. Usted va ir a dormir con la idea de ver el amanecer del día siguiente, entonces usted debe estar preparado para subir la gran duna alrededor de las 5:30 am; realmente vale la pena !!! En resumen, una experiencia que hay que vivir al menos una vez en la vida …

Consejos

Si usted no quiere hacer el viaje en dromedario, también se puede hacer en una 4×4.
Si usted no hace el viaje organizado, puede tomar el tour con una de las agencias en la carretera del desierto. Es mejor hacer una reserva en la mañana.
Usted puede llevar una pequeña maleta o una mochila para su noche en el vivac sobre todo si va en dromedario, así que lleve lo que es realmente necesario. No se olvide de llevar un abrigo o chaqueta un poco más caliente porque la temperatura de la noche desciende un poco. En la tienda no hace frío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *