Gallarate, Varese, Lombardía, Italia

Gallarate es una localidad ubicada en la provincia de Varese, en la región de Lombardía, en el noroeste de Italia. El territorio que pertenece al Parque lombardo del Ticino, es esencialmente un territorio llano, y en los límites se encuentran las colinas morénicas del Ronchi y Crenna. La ciudad es atravesada por el río Arno. Su creciente urbanización tiende a formar un núcleo urbano unificado que comprende otros centros urbanos vecinos del alto Milano hasta Legnano. Fundada por los galos y los romanos que la conquistaron posteriormente, Gallarate fue mencionada como un importante vicus (pueblo) en un documento fechado desde la época de la conquista por los romanos, que entonces se llamaba Galia Cisalpina. Al final de la primera mitad del siglo XIX la denominada industria moderna ha comenzado a propagarse en numerosas regiones de Italia. En unas pocas décadas, Gallarate confirma la posición que ocupaba desde muchos años anteriores y se convirtió en una ciudad industrial que estuvo fuertemente involucrada en el desarrollo económico de la Lombardía. Los grandes complejos industriales del pasado desaparecieron pero todavía pueden verse las altas chimeneas. Estos complejos se han transformado en modernos centros comerciales, centros artesanales y tiendas. Muy cerca del aeropuerto de Milán-Malpensa, la ciudad ha aprovechado su posición entre Varese y Milán, convirtiéndose en un centro terciario y comercial más importante. Muchas empresas de transporte aéreo se han instalado en la ciudad (Air Europa, Air Italy, Blue Panorama, etc.) así como las empresas multinacionales (Louis Vuiton, Yamamay, etc.). La Expo 2015 de Milán, se instalará al lado de FieraMilanoCity, bien comunicada con Gallarate. Para ver: la iglesia románica Saint-Pierre (siglos XI – XIII), la Basílica de Santa Maria Assunta, la iglesia barroca de San Antonio Abad, el Santuario de la Madonna di Campagna, histórica farmacia Daho, la Crocetta (cruz emblemática de la devoción de la comuna erigida en 1694 por Cesare Visconti en honor de la Virgen del Pilar de Zaragoza), el antiguo convento de San Francisco entre otros.

Consejos

Debido a su ubicación, le quedará cómodo para moverse en coche y transporte público. La estación de tren está conectada a todas las ciudades más importantes de la zona, muy cerca de Milán y Varese, con servicio de tren o autobús para el aeropuerto que se encuentra a sólo unos minutos.
La cocina local tiene platos sabrosos que debería probar al menos una vez en su vida, la cassole, el risotto, la polenta y la bruschetta son los platos más conocidos. Pero la ciudad se destaca por sus amaretti, una especie de macarrón, alargado, muy diferente de aquellos, secos y redondos conocidos en varios países, que se han registrado en la lista de productos agroalimentarios tradicionales de la Lombardía. Los más famosos son los amaretti Bianchi. Así que dese una vuelta por el lugar para tomarse un café y disfrutar de esta delicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *